Llegada la hora en que nuestros peques crecen y decidimos introducir un compañero perruno en la familia suele ser bastante común buscar en google cuales son las mejores razas de perro para convivir con niños.

Y te aseguro que Google te dará unos cuantos resultados donde encontrarás las típicas listas que recogen raza como el ladrador, el Golden, el dálmata, el Beagle, el caniche, el bóxer, el collie, el San Bernardo, …. Y un largo etc de razas mejores para convivir con niños. Pero, ¿Qué hay de cierto en esto de las mejores razas de perro para convivir con niños?

Cuales son las mejores razas de perro para convivir con niños y bebés

¿Existen realmente mejores razas de perro a la hora de convivir con niños?

Es cierto que hay algunas razas que a priori puedan ser o parecer más niñeras o tener más predisposición a llevarse bien con los peques. Sin embargo e independientemente de la raza y la genética gran todo va a depender de las propias experiencias  que el perro tenga con el peque así como de la educación que demos a ambos.

Es decir, que si un perro previamente ha tenido experiencias buenas en presencia o junto con los peques es más que probable que muestre un interés generalizado en los niños. También es posible que, sin haber tenido antes una experiencia previa con los peques, sienta curiosidad y  atracción por ellos.  Esto nos pueda dar la ligera sensación de que tiene predilección por los niños. A veces tiene que ver con lo receptivos que estos se muestran al contacto.

Es verdad que normalmente se habla del Labrador o el Golden e incluso yo misma he visto la predilección de estas razas hacia los peques. Sin embargo, también he visto lo contrario. Labradores o Golden que pasa literalmente de largo después de toparse con un peque.

Por lo tanto, y volviendo a la raíz del tema, creo nuevamente que se debe a una serie de experiencias previas así como a una cuestión de carácter y personalidad del perro.

Además e incluso aunque nos decantaremos por una de esas «razas de perro niñeras» podría ser que llegado el momento de la convivencia y tras una mala experiencia empiece a mostrar rechazo por los peques. Por ello digo que tanto la educación como las experiencias previas y futuras son la clave.

Las experiencias entre el perro y el peque determinarán su relación y vínculo.

Además, hay varias cosas que me rechinan de esos post que leo. Por un lado es que la mayoría de esos post son de web genéricas o que no están dedicadas específicamente a perro. Los post están en su mayoría escritos por personas que no tienen ninguna formación ni conocimientos de perros. Sino que son post escritos por redactores digitales basados en otros post. Se retroalimentan los unos a los otros de una información que ni es veraz ni está contrastada.

Por otro lado, es curioso que en ellos se hablen de mejores razas de perros para niños pero no se haga alusión a las características y necesidades propias de cada raza. Es por ello que las familias se dejan llevar más por el concepto de si se llevará bien o no con los peques en lugar de por las necesidades propias del individuo.

Y por último, cabe destacar que en la mayoría de estos post, ni siquiera se menciona la responsabilidad que conlleva un perro ni que es lo que realmente deberíamos tener en cuenta. Un perro no es un juguete ni un objeto que podamos devolver a los 15 días. Es importante tomar la decisión de forma adecuada.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de escoger un perro para mi hijo?

En primer lugar es importante saber qué es un perro y conocer que necesidades tiene. Independientemente de la raza el perro tendrá unas necesidades fisiológicas emocionales, sociales y de entrenamiento que cubrir y para las que debemos estar preparados y tener tiempo.

Leer y buscar información. Por un lado, de los perros y, por otro lado, de aquellas razas que tengáis en mente será clave para tomar una decisión que se adapte a vuestro ritmo de vida.

Y es que precisamente con la llegada de un perro a casa y especialmente si es un cachorro, tendremos que adaptarnos en gran medida a sus horarios, rutinas y necesidades. Pero siempre podemos teniendo en cuenta nuestros gustos y preferencias, rutinas etc elegir un perro en tamaño y edad que mejor se adapte a nuestra familia.

Es decir, que si vives en el centro de una ciudad y te gusta  poco salir al campo no te recomiendo por ejemplo un dálmata, un braco de Weimar o cualquier otro perro o raza enérgica y activa con necesidades de correr y salir al campo. En ese caso intentaría buscar un perro de tamaño pequeño o mediano que se adapte con relativa facilidad a la vida en la ciudad y que te permita por ejemplo llevarlo en trasporte público.

Además tener en cuenta la edad del perro es clave. A veces queremos y nos empeñamos en querer coger un cachorro. Sin embargo, si no tenéis experiencia con perros o si tienes varios peques de corta edad es más que probable que os adaptéis mejor a un perro adulto. La etapa de cachorro y adolescencia, al igual que con nuestros peques, es la más complicada y la que más tiempo en educar conlleva. Si no empleamos el tiempo suficiente en su educación pronto los juegos se convertirá en frustraciones.

Te recomiendo si tienes en mente acoger un cachorro que descargues esta guía gratuita. La Guía del Cachorro te ayudará a solventar las principales dudas así como a conocer los principales necesidades del perro, como preparar la casa y mucho más.

Y en definitiva, se trata de valorar estas pequeñas cosas a la hora de escoger el mejor compañero perruno. Y aunque a veces se encaprichan, con un perro o raza en concreto, debemos tener en cuenta que todo va más allá de la apariencia física. Si no nos aseguramos de escoger el mejor perro para nuestra familia no podremos disfrutar plenamente de lo que tener perro significa.

Te puede interesar 6 Tips para la perfecta convivencia entre niños y perros


Compartir en
¿Existen mejores razas de perro para convivir con niños?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *